Mostrando entradas con la etiqueta marca personal solida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta marca personal solida. Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de enero de 2016

Construye una marca personal sólida

Tanto si te has planteado emprender un proyecto, como si quieres mejorar en tu trayectoria profesional, en el mundo de hoy es imprescindible definir claramente tu marca profesional. Con esto no te estoy diciendo que tengas que ser un "famoso virtual", pero sí es muy importante que sepas como definirte y posicionarte correctamente para que tu marca sea percibida por los demás, clientes y empresas como tú quieres.

El proceso que sigo tiene en cuenta las siguientes variables: 
Objetivos, diferenciación, alineación con tu rol profesional y el de tu empresa y visibilización.
1) OBJETIVOS: En primer lugar debes definir donde te encuentras ahora, personal y profesionalmente; marcar tus objetivos profesionales y personales y alinearlos con tu vida. Cuando he seguido procesos de coaching para definir estos objetivos, la mayoría de las personas se plantea como meta final ser feliz y para ello debe moverse, balancearse hasta llegar al punto en que queden alineados sus objetivos profesionales y personales. 
¿Empezamos? Responde honestamente a las siguientes preguntas que te ayudarán a descubrir cuales son tus objetivos reales a nivel personal y profesional.
Marca tus objetivos personales y profesionales
Marca tus objetivos personales y profesionales con InnovaPeople


¡Bien!, ya has dado el primer paso para crear una marca personal sólida. Si aún no tienes claro tus objetivos y te surgen dudas, puedo acompañarte en el proceso de su definición. Entra en mi LinkedIn y únete a mis contactos para solicitar más información.

En el próximo post te hablaré sobre la diferenciación, variable que te permite mostrar al mundo aquello que te hace único, aquello en lo que eres mejor que los demás.

martes, 1 de diciembre de 2015

Ejercicio para clarificar valores

 "Los valores son quienes somos, no quienes nos gustaría ser, no quienes pensamos que deberíamos ser, sino quienes somos en nuestras vidas, en el momento presente"


Es muy beneficioso para tu marca personal que tengas claros cuáles son tus valores. Las decisiones importantes de la vida resultan más fáciles de tomar y los resultados son más gratificantes cuando las decisiones se contemplan a través de una matriz de valores personales bien entendidos.

Cuando se trata de clarificar valores existe la tendencia de abordarlos desde lo intelectual o desde las fantasías, cuando lo que interesa es examinar nuestra propia vida y detectar aquellos valores que ya existen en nuestra interacciones cotidianasTe aconsejo, por tanto, que no selecciones valores de una lista, porque inconscientemente vas a elegir los más deseables o los que socialmente están mejor aceptados.


Un ejercicio sencillo para clarificar valores consiste en identificar momentos especiales, aquellos en los que la vida te haya parecido particularmente gratificante o conmovedora. Y otro ejercicio utiliza la vía contraria, identificar los valores que se han suprimido en momentos negativos de tu vida.


¿Comenzamos con los momentos cumbre? 


Relájate y piensa en un momento cumbre o especial de tu vida. Un momento muy concreto, para que así puedas señalar los valores que estaban presentes en él. ¿Qué ocurría? ¿Quien había y qué estaba sucediendo? ¿Qué valores estabas honrando en aquel momento preciso? ¿Qué palabras te resuenan en la mente? ¿Hay un valor de consecución o de logro en esa experiencia? ¿Es un valor relacionado con la naturaleza? ¿Tal vez es un valor de conexión? ¿Qué te parece que podría ser? Toma papel y lápiz y describe todas las palabras que te vengan a la mente, déjate llevar y después pregúntate qué significan para ti esas palabras. Agradece este momento y recoge toda la información que te está aportando y que será muy importante para desarrollar una estrategia de marca personal basada en tus valores personales.



Valores suprimidos

Otra forma de aislar los valores consiste en irse al extremo opuesto y analizar momentos en los que te has sentido frustrado, disgustado o enfadado. Eso te llevará a identificar un valor que has suprimido. En primer lugar, escribe los sentimientos y circunstancias vinculadas al disgusto, luego dale la vuelta y busca los sentimientos contrarios. 

Por ejemplo, si escribes: "Me sentí atrapado, acorralado. Estaba sin elección". Si das la vuelta a esas sensaciones podrías encontrar un valor que gira entorno a la libertad  o a las opciones para elegir.

Normalmente, diseñas tu vida de una manera que te lleva a honrar automáticamente tus valores sin ser consciente de ello y no identificas esos valores hasta que algo no se interpone en tu camino, por lo que cada momento de angustia o de frustración, probablemente está señalando un valor que ha sido suprimido.

Después de realizar los dos ejercicios anteriores, puedes profundizar más con la Evaluación de Valores Personales de Barret, que ofrece de forma gratuita el Barret Values Centre

¿Has identificado ya tus valores? ¡Recuérdalos! Te servirán como guía para desarrollar tu marca personal. Si aún no lo tienes claro, puedes contactar conmigo en LinkedIn y te ayudo a identificarlos. Gracias!

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Marca la diferencia - Construye una marca personal sólida

El segundo paso para construir una marca personal sólida consiste en crear una estrategia de diferenciación. 


Una vez que te has planteado tus objetivos profesionales y los has alineado con tus objetivos personales, es necesario que determines qué es aquello que te hace único y te diferencia de los demás profesionales similares a ti.

Observa tu red de Networking, si utilizas LinkedIn, tienes una opción que te muestra el ranking de visualizaciones por perfiles similares al tuyo. Analiza tu competencia. 

¿En qué eres mejor que ellos?


Este punto es mucho más complicado de lo que parece. Debes coger un papel y un lápiz por aquello de borrar y reescribir, e identifica cuál es tu valor añadido.  Tal vez tienes facilidad para expresarte, o conoces la cultura asiática en profundidad, quizá eres muy metódico y organizado, o eres una persona muy creativa, quizá eres cercano o tal vez siempre buscas el lado positivo de la vida. Recuerda que ser bueno en tu trabajo no es un valor añadido, es un requisito indispensable.

Ahora identifica 4 o 5 valores que te definan y que quieras que representen tu marca profesional. Esos valores son los que tú tienes que proyectar en los demás. Sé honesto contigo mismo y con las cualidades que te definen y esfuérzate cada día para conseguir la excelencia en las acciones que están relacionadas con ellas. 

Cuando honras tus valores
Cuando honras tus valores generas energía, aportas poder para actuar y marcas una dirección

Los valores son quienes somos, no quienes nos gustaría ser, no quienes pensamos que deberíamos ser, sino quienes somos en nuestras vidas, en el momento presente. Otra forma de entenderlo es considerar que los valores representan nuestra esencia única e individual, nuestra forma suprema y más plena de expresarnos y de relacionarnos. Nuestros valores son como el faro que guía nuestras acciones y que nos permite ser sinceros con nosotros mismos.

Por ello, recuerda que desde ahora, esos valores que forman parte de ti, se han convertido en el estandarte de tu marca personal.

En el siguiente post, voy a ayudarte a clarificar tus valores proponiéndote distintos escenarios y diferentes métodos que van a servirte de punto de partida para que puedas experimentarlos. ¿Me sigues? ;)