Mostrando entradas con la etiqueta estrategia de búsqueda de empleo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta estrategia de búsqueda de empleo. Mostrar todas las entradas

martes, 2 de agosto de 2016

El autoconocimiento como clave en la estrategia de búsqueda de empleo

El autoconocimiento es un elemento clave para preparar la estrategia de búsqueda de empleo y se puede definir como el conocimiento del propio perfil personal y profesional basado en el análisis de 3 variables: Las competencias personales y profesionales, las motivaciones laborales y los intereses profesionales.

1) Las competencias personales y profesionales. Definimos competencias como los conocimientos, habilidades y actitudes que favorecen el correcto desempeño de una ocupación. A su vez se pueden clasificar en: competencias técnicas, competencias transversales y competencias emocionales.


  • Las competencias técnicas son los conocimientos teóricos y técnicos específicos necesarios para desarrollar una determinada actividad laboral. Cada ocupación tiene unas competencias técnicas diferentes, en este caso, las guías laborales nos pueden ayudar a determinar cuáles son. El Servicio Andaluz de Empleo ofrece un interesante recurso con  guías sobre 195 ocupaciones
  • Las competencias transversales son las  capacidades y habilidades necesarias para dar respuesta a distintas situaciones laborales. Estas competencias se desarrollan en diferentes contextos de la vida de la persona y se pueden transferir a otras situaciones. Su desarrollo está íntimamente ligado al de las competencias emocionales.

A continuación os detallo algunas competencias transversales que se pueden evaluar para cada persona, detectando en qué situaciones se han logrado y en qué grado de nivel están desarrolladas:


  • Trabajo en equipo: Capacidad de participar activamente en la consecución de una meta común subordinando los intereses personales a los objetivos del equipo.
  • Gestión del cambio: Capacidad de adaptarse a los cambios, modificando si fuese necesario la propia conducta para alcanzar determinados objetivos.
  • Aprendizaje contínuo: Es la capacidad para buscar y compartir información útil para la resolución de situaciones.
  • Compromiso con la Organización: Sentir como propia la cultura de la Organización y comprender e interpretar las relaciones de poder en la propia empresa o en otras organizaciones.
  • Proactividad: Predisposición a emprender acciones, crear oportunidades y mejorar resultados sin necesidad de un requerimiento externo que lo empuje.
  • Capacidad de Gestión: Es la habilidad de alertar al grupo de la necesidad de cambios específicos en la manera de hacer las cosas.
  • Organización y Planificación: Capacidad de determinar eficazmente las metas y prioridades de una tarea/ área/ proyecto estipulando la acción, los plazos y los recursos requeridos.
  • Orientación a resultados: Ambición por conseguir resultados positivos para la organización, aún más allá de las exigencias institucionales.


2) Las competencias emocionales.
Según la obra de Goleman: “La práctica de la inteligencia emocional”, la competencia emocional en el ámbito de la empresa se define como la capacidad adquirida basada en la inteligencia emocional que da lugar a un desempeño laboral sobresaliente.

Podríamos determinarlas, agrupándolas en los siguientes bloques:


  • Autoconocimiento de las propias emociones, capacidad de reconocer las propias emociones. Están vinculadas con los propios sentimientos, palabras y acciones y cómo estos influyen en el rendimiento ocupacional.
  • Autocontrol de las emociones, capacidad de permanecer equilibrados en los momentos más críticos. Requieren de responsabilidad, integridad, versatilidad e innovación.
  • Automotivación, capacidad de actuar con proactividad, encontrando sentido a la misión personal y del grupo, movilizándose a sí mismo y a otros hacia retos que operan desde la expectativa del éxito y no desde el miedo al fracaso.
  • Empatía, capacidad de comprender y promocionar el desarrollo del otro, con una clara orientación hacia el servicio, aprovechando la diversidad y el bien común.
  • Habilidades interpersonales,que incluyen las habilidades sociales básicas, respeto hacia los demás, comunicación y escucha activa, asertividad y promoción de actitudes de cooperación y colaboración.

2) Las motivaciones laborales. Tienen su raíz en los valores y creencias de la persona, son las que guían la actitud, la toma de decisiones y las conductas que se desarrollan en el desempeño de una profesión.
Las motivaciones son necesidades que requieren ser cubiertas y acercarse a ellas depende de varios factores: del hecho de estar alineado con la cultura de la organización donde se trabaja y del valor implícito que conlleva la ocupación y el contexto donde se desarrolla. Si esas necesidades son satisfechas contribuyen al desarrollo y bienestar personal.

Según la Teoría del Ajuste Laboral, podemos englobar los valores para la ocupación en 6 principales grupos. Si quieres saber con cual o cuales te identificas más, te doy unas claves:
  • Logro y Autorrealización. Si buscas ocupaciones que te permitan alcanzar tus objetivos desarrollando tus competencias y habilidades. Es propia de personas que les satisface obtener resultados.
  • Independencia. Si buscas ocupaciones en las que trabajes siguiente tu propio criterio, sin depender de otros guiándote por el valor de autonomía.
  • Apoyo. Si buscas ocupaciones en las que cuentes con apoyo y supervisión. Con alguien te que respalde y te guíe.
  • Condiciones de trabajo. Si buscas seguridad o buenas condiciones económicas.
  • Reconocimiento-poder. Si buscas  ocupaciones de prestigio, con posibilidad de crecimiento y liderazgo.
  • Relación con los demás. Si buscas preferentemente profesiones que te permitan dar servicio a otras personas y en las que las relaciones interpersonales se sitúen en primer lugar.


3) Los intereses profesionales. Son las preferencias de una persona aplicada a la elección de la su vida profesional. Descubrir y trabajar en aquello que más te gusta te proporciona bienestar personal y te permite desarrollar al máximo todo tu talento y potencial.

Conocer el perfil de intereses de una persona permite contrastar el grado de afinidad que existe con el perfil de los intereses de una ocupación concreta. 

Espero que este post te haya resultado útil y práctico para conocerte mejor e iniciar una nueva estrategia de búsqueda de empleo en base a tus fortalezas o mejorar tus competencias al detectar tus debilidades. ;)