jueves, 1 de febrero de 2018

La Rueda de la Vida

La rueda de la vida va a ser la primera toma de contacto con las herramientas de coaching, inteligencia emocional y PNL. Esta dinámica es realmente sencilla para hacerla en casa y también para compartirla con quién tú quieras.
Como puedes ver en la imagen, la rueda tiene 10 categorías empezando en el sentido de las agujas del reloj: trabajo (o estudios), familia, salud, ocio y tiempo libre, relaciones o amistades, autoconocimiento, amor, dinero, desarrollo personal y contribución a la sociedad.

¿Para qué?
El objetivo de esta dinámica es tomar conciencia, comprender y ver objetivamente cuál es tu situación actual y conseguir pistas de por dónde puedes empezar a trabajar para acercarte un poco más al lugar en el que quieres estar.
¿Cómo?
Pon a cada una de estas 10 categorías una puntuación de 0 a 10 según tú consideres que están de bien esos campos en tu vida.
Te invito a que la imprimas en una hoja o la dibujes y vayas haciendo líneas o puntos en cada apartado para saber dónde está el nivel. Es decir,  si consideras que tu tiempo libre ahora mismo tiene un 5 porque últimamente no has podido tener demasiado ocio haz una línea  o un punto en la mitad del correspondiente apartado.
Une los puntos o líneas de cada parcela de la rueda y a ver qué forma te sale. A la vista de los resultados, es el momento de pasar a la acción. Elige cual es el aspecto por el que crees que debes empezar a trabajar:
¿Qué te sugiere lo que ves en el dibujo? ¿Crees que esa rueda rodaría bien? ¿Dónde vas a dar el primer paso?

Si quieres profundizar más en esta herramienta o que te acompañe en el proceso de transformación que buscas en tu vida, escríbeme: yolanda@martinezurbina.es


lunes, 29 de enero de 2018

Cómo conseguir lo que quieres



Establece metas significativas para crear un cambio real y duradero en tu vida.

¿Qué área te gustaría cambiar en tu vida?¿Hay alguna destreza o algo específico en tu profesión o en tu negocio que te gustaría conseguir?

¿Qué es aquello que quieres dominar?


Cuando se trata de dominar algo, el primer paso es establecer un objetivo. Es una clave fundamental para tener éxito en un plan de vida. Ahora, puedes pensar que el concepto de establecer metas no es muy innovador, pero la cruda realidad es que la mayoría de las personas no tienen definidas sus metas. Y más que eso, el proceso de fijar metas va más allá de simplemente hacer afirmaciones y de visualizar algo más grande.

¿Por qué necesitamos metas significativas?

Todos tenemos metas, ya sean banales como el simple hecho de superar el día a día o tan elevadas como convertirse en el Presidente de Estados Unidos. El problema de los objetivos de la mayoría de las personas es que no les inspiran lo suficiente como para saltar de la cama por las mañanas. Por eso es por lo que necesitamos metas significativas. Las metas significativas crean emoción y empujan algo dentro de ti. Te estimulan a crecer y expandirte. Pero si quieres metas significativas, debes crearlas y que sean lo suficientemente atractivas como para que saquen las emociones que llevas dentro.

Pero ¿cómo puedes hacerlo exactamente?

1. Escribe tus metas

Escribe tus metas, no en un ordenador sino en papel o en un diario. Cuando escribimos, sucede algo. Cuando escribes tus objetivos te conviertes en un creador. Además, reconoces a tu mente y subconsciente que donde estás ahora no es donde quiere estar. Tu cerebro hace esta distinción y se vuelve insatisfecho.

Una de las motivaciones más fuertes es la sensación de insatisfacción. Cuando estás totalmente cómodo y relajado, no estarás motivado para hacer lo que sea necesario para que las cosas sucedan. La insatisfacción es un poder que mueve. Hay un impulso real cuando encuentras algunas cosas de las que te quieres alejar. La tensión y la presión pueden servir como impulsores poderosos de nuestras acciones. Usa esto como una herramienta para influir en ti mismo y para poder comenzar a tomar medidas prácticas para alcanzar el éxito.

2. Consigue claridad en el “por qué”

Ahora, aclárate. Escribe los detalles. ¿Cómo te sentirías al lograr este objetivo? ¿Qué significa eso para ti? ¿Cómo cambiará tu vida?

Al dejar absolutamente claro el por qué debes lograr tu objetivo, encontrarás tu propósito. Y el propósito es más fuerte que el resultado. El propósito de un objetivo no es solo obtener el resultado, sino lo que el resultado final te hará a ti como persona.

Conocer este propósito te ayudará a mantenerte centrado y a superar las dificultades. Si creas un “por qué” lo suficientemente fuerte como para mantenerte firme y seguir, tendrás el combustible para soportar cualquier cosa que pueda cruzarse en el camino. En última instancia, los objetos materiales o un título no te harán feliz. Lo único que te hará feliz es la persona en la que te has convertido y lo que has creado en tu vida.

Entonces, ¿cuáles son las razones por las que debes lograr tu objetivo? ¿Cómo cambiará tu vida para mejor? ¿Qué hay por debajo?

3. Cree en ti y en lo que te propones

No pasa nada porque no sepas cómo vas a lograr tu objetivo. Está bien que establezcas metas que van más allá de tu capacidad o habilidad actual, aunque lo más importante es que actúes desde la fe y la creencia absolutas.

Fija tus objetivos con absoluta certeza, sin importar qué, y encontrarás la manera de hacerlo realidad. Incluso si te parece imposible ahora, confía en que puedes lograrlo.Cuando tengas esa creencia fundamental, recuperarás el control de tu vida. Entonces, aunque no puedas controlar el mundo exterior o los desafíos que se te presenten, sabes que perseverarás y lo superarás.

Muchas personas se dan por vencidas rápidamente porque se enfocan en el resultado y luego se detienen y dicen a sí mismos: “No sé cómo hacer eso” o “Nunca podré lograr eso”. Pero ¿y si no tuviera que descubrir cómo hacerlo, sino creer que lo resolverás sin importar nada? ¿Que lograr tu objetivo no solo está dentro del ámbito de las posibilidades, sino que es una certeza absoluta? Solo imagina cómo podría cambiar tu vida ahora mismo.

4. Practica y Repite


No puedes establecer objetivos una vez, nunca volver a mirarlos y luego esperar resultados a largo plazo. Tu subconsciente puede conocer la dirección general para moverse, pero el poder proviene de la práctica diaria y la revisión constante. Las personas que buscan una solución rápida nunca lograrán el dominio. Alcanzar tus objetivos requiere enfoque y práctica: debes repetirlo una y otra vez. La repetición es la madre de la habilidad.

Para una habilidad nueva que deseas adquirir, la práctica es una parte clave. Si estás buscando incrementar tu negocio, entonces determina los procesos que necesitas, para cambiarlos y ejecutarlos regularmente.

Si quieres dominar algo todo lo que tienes que hacer es arraigarlo en tu sistema. Y la práctica es una parte clave de eso. Recuerda, práctica constante, enfoque constante: esto es lo que dará como resultado un impacto profundo y duradero en tu vida.