martes, 1 de diciembre de 2015

Ejercicio para clarificar valores

 "Los valores son quienes somos, no quienes nos gustaría ser, no quienes pensamos que deberíamos ser, sino quienes somos en nuestras vidas, en el momento presente"


Es muy beneficioso para tu marca personal que tengas claros cuáles son tus valores. Las decisiones importantes de la vida resultan más fáciles de tomar y los resultados son más gratificantes cuando las decisiones se contemplan a través de una matriz de valores personales bien entendidos.

Cuando se trata de clarificar valores existe la tendencia de abordarlos desde lo intelectual o desde las fantasías, cuando lo que interesa es examinar nuestra propia vida y detectar aquellos valores que ya existen en nuestra interacciones cotidianasTe aconsejo, por tanto, que no selecciones valores de una lista, porque inconscientemente vas a elegir los más deseables o los que socialmente están mejor aceptados.


Un ejercicio sencillo para clarificar valores consiste en identificar momentos especiales, aquellos en los que la vida te haya parecido particularmente gratificante o conmovedora. Y otro ejercicio utiliza la vía contraria, identificar los valores que se han suprimido en momentos negativos de tu vida.


¿Comenzamos con los momentos cumbre? 


Relájate y piensa en un momento cumbre o especial de tu vida. Un momento muy concreto, para que así puedas señalar los valores que estaban presentes en él. ¿Qué ocurría? ¿Quien había y qué estaba sucediendo? ¿Qué valores estabas honrando en aquel momento preciso? ¿Qué palabras te resuenan en la mente? ¿Hay un valor de consecución o de logro en esa experiencia? ¿Es un valor relacionado con la naturaleza? ¿Tal vez es un valor de conexión? ¿Qué te parece que podría ser? Toma papel y lápiz y describe todas las palabras que te vengan a la mente, déjate llevar y después pregúntate qué significan para ti esas palabras. Agradece este momento y recoge toda la información que te está aportando y que será muy importante para desarrollar una estrategia de marca personal basada en tus valores personales.



Valores suprimidos

Otra forma de aislar los valores consiste en irse al extremo opuesto y analizar momentos en los que te has sentido frustrado, disgustado o enfadado. Eso te llevará a identificar un valor que has suprimido. En primer lugar, escribe los sentimientos y circunstancias vinculadas al disgusto, luego dale la vuelta y busca los sentimientos contrarios. 

Por ejemplo, si escribes: "Me sentí atrapado, acorralado. Estaba sin elección". Si das la vuelta a esas sensaciones podrías encontrar un valor que gira entorno a la libertad  o a las opciones para elegir.

Normalmente, diseñas tu vida de una manera que te lleva a honrar automáticamente tus valores sin ser consciente de ello y no identificas esos valores hasta que algo no se interpone en tu camino, por lo que cada momento de angustia o de frustración, probablemente está señalando un valor que ha sido suprimido.

Después de realizar los dos ejercicios anteriores, puedes profundizar más con la Evaluación de Valores Personales de Barret, que ofrece de forma gratuita el Barret Values Centre

¿Has identificado ya tus valores? ¡Recuérdalos! Te servirán como guía para desarrollar tu marca personal. Si aún no lo tienes claro, puedes contactar conmigo en LinkedIn y te ayudo a identificarlos. Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario