miércoles, 18 de noviembre de 2015

Marca la diferencia - Construye una marca personal sólida

El segundo paso para construir una marca personal sólida consiste en crear una estrategia de diferenciación. 


Una vez que te has planteado tus objetivos profesionales y los has alineado con tus objetivos personales, es necesario que determines qué es aquello que te hace único y te diferencia de los demás profesionales similares a ti.

Observa tu red de Networking, si utilizas LinkedIn, tienes una opción que te muestra el ranking de visualizaciones por perfiles similares al tuyo. Analiza tu competencia. 

¿En qué eres mejor que ellos?


Este punto es mucho más complicado de lo que parece. Debes coger un papel y un lápiz por aquello de borrar y reescribir, e identifica cuál es tu valor añadido.  Tal vez tienes facilidad para expresarte, o conoces la cultura asiática en profundidad, quizá eres muy metódico y organizado, o eres una persona muy creativa, quizá eres cercano o tal vez siempre buscas el lado positivo de la vida. Recuerda que ser bueno en tu trabajo no es un valor añadido, es un requisito indispensable.

Ahora identifica 4 o 5 valores que te definan y que quieras que representen tu marca profesional. Esos valores son los que tú tienes que proyectar en los demás. Sé honesto contigo mismo y con las cualidades que te definen y esfuérzate cada día para conseguir la excelencia en las acciones que están relacionadas con ellas. 

Cuando honras tus valores
Cuando honras tus valores generas energía, aportas poder para actuar y marcas una dirección

Los valores son quienes somos, no quienes nos gustaría ser, no quienes pensamos que deberíamos ser, sino quienes somos en nuestras vidas, en el momento presente. Otra forma de entenderlo es considerar que los valores representan nuestra esencia única e individual, nuestra forma suprema y más plena de expresarnos y de relacionarnos. Nuestros valores son como el faro que guía nuestras acciones y que nos permite ser sinceros con nosotros mismos.

Por ello, recuerda que desde ahora, esos valores que forman parte de ti, se han convertido en el estandarte de tu marca personal.

En el siguiente post, voy a ayudarte a clarificar tus valores proponiéndote distintos escenarios y diferentes métodos que van a servirte de punto de partida para que puedas experimentarlos. ¿Me sigues? ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario