martes, 6 de marzo de 2012

Criadas y Señoras


Una bonita y emotiva película. Un canto a la igualdad racial, de género y de clases. Muy recomendable.


Me impacta una de las primeras frases que dice Aibileen, al comenzar la película: "¿Qué se siente al cuidar a un niño blanco cuando a tu hijo lo cuida otra persona?". Aibileen, es una criada de raza negra en el Missisippi de los años 60. Ha criado a lo largo de su vida a 17 niños blancos con gran cariño, aportándoles el amor y la atención que no reciben de sus propios padres.

El mensaje que transmite en esta secuencia a la niña: "Tu eres buena, tu eres lista, tu eres importante", va directo a reforzar su nivel de identidad, que es la percepción que un individuo tiene de sí mismo y de su papel en el mundo. De esta forma consolida y apoya las bases de su crecimiento personal, la reconoce como ser y salvaguarda las características y cualidades positivas de la niña, ayudándola a superar sus propias barreras y a transformar las influencias negativas de su entorno. En varias ocasiones más, a lo largo de la película, se vuelve a repetir este mensaje, y siempre en momentos en que  Mae Moebly se tiene que enfrentar a una situación de cambio o de separación, promoviendo en ella la sensación de ser incondicionalmente valorado. 

El impacto de estos mensajes suele ser muy profundo y conduce a una serie de respuestas emocionales positivas y de plenitud de recursos. ¿Sería posible utilizarlo mas a menudo en nuestro día a día y en nuestras relaciones con los demás?




No hay comentarios:

Publicar un comentario