miércoles, 21 de marzo de 2012

¿Cómo hacerte saber?

Quiero compartir con vosotros este bello y sabio poema de Benedetti que ha llegado a mis manos y a mi corazón. Saboreadlo, porque invita a la reflexión y a abrir nuevas formas de pensar.




¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?
Que uno solo tiene que buscarlo y dárselo.
Que nadie establece normas salvo la vida.
Que la vida sin ciertas normas pierde forma.
Que la forma no se pierde con abrirnos.
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.
Que no está prohibido amar.
Que también se puede odiar.
Cómo hacerte saber que nadie establece normas salvo la vida!
Que el odio y el amor son afectos.
Que la agresión porque sí, hiere mucho.
Que las heridas se cierran.
Que las puertas no deben cerrarse.
Que la mayor puerta es el afecto.
Que los afectos nos definen.
Que definirse no es remar contra la corriente.
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo más se dibuja.
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.
Que negar palabras implica abrir distancias.
Que encontrarse es muy hermoso.
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida.
Que la vida parte del sexo.
Que el por qué de los niños tiene un por qué.
Que querer saber de alguien no solo es curiosidad.
Que querer saber todo de todos es curiosidad malsana.
Que nunca está de más agradecer.
Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo.
Que nadie quiere estar solo.
Que para no estar solo hay que dar.
Que para dar debimos recibir antes.
Que para que nos den también hay que saber cómo pedir.
Que saber pedir no es regalarse.
Que regalarse es en definitiva no quererse.
Que para que nos quieran debemos mostrar quienes somos.
Que para que alguien sea hay que ayudarlo.
Que ayudar es poder alentar y apoyar.
Que adular no es ayudar.
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.
Que las cosas cara a cara son honestas.
Que nadie es honesto porque no roba.
Que el que roba no es ladrón por placer.
Que cuando no hay placer en hacer las cosas, no se está viviendo.
Que para sentir la vida no hay que olvidarse que existe la muerte.
Que se puede estar muerto en vida.
Que se siente con el cuerpo y la mente.
Que con los oídos se escucha.
Que cuesta ser sensible y no herirse.
Que herirse no es desangrarse.
Que para no ser heridos levantamos muros.
Que quien siembra muros no recoge nada.
Que casi todos somos albañiles de muros.
Que sería mucho mejor construir puentes.
Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve.
Que volver no implica retroceder.
Que retroceder puede ser también avanzar.
Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol.
Como hacerte saber, que nadie establece normas, salvo la vida!…


Las últimas líneas me parecen impresionantes. En algún momento y de alguna forma casi todas las personas nos convertimos en albañiles expertos en levantar muros, ya sea con nosotros mismos o para protegernos del daño que percibimos que pueden hacernos los demás. Tal vez no estaría de más preguntarse, ¿por qué no construir puentes, que nos permitan ir y volver, avanzar y retroceder, si esto último puede suponernos un avance?

¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo? Buena, buenísima pregunta para hacerme hoy en el Día Internacional de la Poesía.


jueves, 15 de marzo de 2012

Las necesidades del ser humano



"Mirar es una cosa. Ver lo que se está mirando es otra. Entender lo que se ve, es aún otra. Llegar a aprender de lo que se entiende, es algo más. Pero llegar a actuar en base a lo que se ha aprendido, es todo lo que realmente importa". (Winston Churchill)


Inicio con esta cita el post de hoy, para observar tres necesidades que son inherentes a todo ser humano.

1)      Necesidad de Realización. Nos sentimos realizados cuando podemos, a través de nuestras responsabilidades desarrollar habilidades y capacidades, expresar nuestra creatividad, poder compartir nuestra opinión y asumir riesgos.

2)      Necesidad de Reconocimiento: Esta necesidad es la que nos conecta con los demás. Se genera a través de la valoración que recibimos del otro, de lo que hacemos, del apoyo que se nos traslada o que se nos ofrece y de la atención que se nos proporciona.

3)      Necesidad de Contribución. Implica la forma en que tenemos de contribuir con algo más grande que nosotros y que da sentido a lo que hacemos. Supone encontrar un significado y un propósito de lo que hacemos.

El equilibrio entre estas tres necesidades, contribuye al desarrollo de una vida emocionalmente sana y nos permite actuar en base a unos patrones de éxito.
Estas tres necesidades pueden sentirse satisfechas en diferentes contextos, en nuestro entorno personal, en la propia organización donde trabajamos y en la sociedad en sí. Pero más allá de eso, esa satisfacción también puede encontrarse en nuestro interior, y proviene de la relación que tenemos con nosotros mismos, de nuestra forma de tratarnos y de las relaciones que tenemos con las personas que más valoramos.

¿Qué necesidad busco con mayor frecuencia?
¿Que hay detrás de cada una de estas necesidades?
¿Qué es lo que entiendo por realización?
¿Qué tipo de reconocimiento busco? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Con quién? ¿Para qué?
¿Cual es el propósito de mis acciones?
¿Qué es lo que da un sentido a mi vida personal? ¿A mi vida profesional?

Y así, surgen múltiples preguntas, que nos conducen a un mayor conocimiento, a aprender, de lo observado. Solo desde el autoconocimiento, podemos emprender la acción que nos permita conseguir este equilibrio.

martes, 13 de marzo de 2012

De sueños y objetivos

"La única diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha" 
(Edmundo Hoffens)

A continuación, propongo una serie de preguntas que pueden servirnos de ayuda a la hora de plantearnos un nuevo objetivo, que nos permita conseguir nuestro sueño.

1) ¿Es un objetivo positivo? El subsconciente no funciona en negativo, por ese motivo, es muy importante que dejes de concentrarte en lo que no quieres conseguir y te asegures de definir tu objetivo mediante una orden positiva.
¿Qué quieres conseguir concretamente? 
¿Qué ventaja quieres obtener (no evitar)?
Por ejemplo sustituir: "No quiero tener exceso de sobrepeso" por "Quiero conseguir un aspecto mas jovial y saludable"


2)¿Lo haces sólo para ti? ¿Está bajo tu control?
¿Tu propósito te beneficia exclusivamente a ti o estás tratando de contentar a otra persona?
¿La consecución del objetivo depende de ti o de otras personas?

3)¿Cómo sabrás cuando estás empezando o cerca de alcanzarlo?
¿Cómo reconocerás que estás alcanzando el resultado?
¿Qué tendrás que estar haciendo cuando eso ocurra?
¿Qué oirás, verás, sentirás?
¿Cómo afectará a tu vida y a qué aspectos?

4) ¿Está claramente definido el contexto de tu objetivo?
¿Cuáles son los detalles específicos de tu objetivo? Deja claro, lo que quieres y lo que no.
¿Cuándo, dónde, cómo y con quién los quieres?
Disponer de una idea clara de todos los elementos específicos de tu objetivo te ayudará a descomponer los pasos necesarios para alcanzarlo.
Divide la información en fragmentos manejables y alcanzables.

5) ¿Qué recursos necesitas para hacerlo realidad?
¿Tienes las herramientas o destrezas necesarias para conseguir tu objetivo?
¿Dispones de los recursos? En caso contrario, ¿qué debes hacer para obtenerlos? ¿Has hecho antes algo parecido? ¿Lo ha hecho otra persona? ¿Cómo puede ayudarte eso? ¿Qué efecto causaría el que actuaras como si ya tuvieras los recursos?

6) ¿Es sostenible?
Si consigues el objetivo, ¿cómo afectará a tu vida? 
¿Guarda armonía con todos los aspectos de tu vida?
¿Por qué lo quieres realmente?
¿Qué sucederá si lo logras? ¿Y si no lo logras? ¿Qué no sucederá si no lo logras?


7) ¿Cuáles son los primeros pasos que debes tomar?
¿Qué es lo primero que debes hacer para que este objetivo pueda terminar haciéndose realidad?
¿Cuáles son los primeros pasos que te llevarán a actuar?
¿Cuándo vas a hacerlo?

La acción es muy importante. Cuando hayas determinado tus objetivos, deberás perseguirlos con ahínco. Sólo tú tienes el poder de hacer realidad tus sueños y, si no das el primer paso, tus ambiciones nunca dejarán de ser una ilusión.


(Extraído del libro Programación Neurolingüística for Rookies, Becky Mallery y Katherine Russell)

lunes, 12 de marzo de 2012

Autoconocimiento de fortalezas y debilidades


Para empezar la semana os propongo un ejercicio de autoconocimiento que se basa en un test de la Universidad de Pensilvania. Permite descubrir cuales son las fortalezas de cada persona y de alguna forma sus debilidades. El juego consiste en elegir una de ellas, fijarnos un día de la semana y ponernos como objetivo practicarla en tres formas diferentes.
Empezamos con el juego y a lo largo de la semana iremos analizando cada una de estas fortalezas y debilidades y tomando conciencia de ellas.
Piense en situaciones reales en las que usted ha tenido la oportunidad de hacer algo nuevo o innovador. ¿Con qué frecuencia mostró CREATIVIDAD o INGENIO en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha tenido la oportunidad de explorar algo nuevo o de hacer algo diferente. ¿Con qué frecuencia usted mostró CURIOSIDAD o INTERÉS en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha tenido que tomar una decisión importante y compleja. ¿Con qué frecuencia mostró PENSAMIENTO CRÍTICO, APERTURA DE MENTE, o BUEN JUICIO en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha tenido la oportunidad de aprender más sobre un tema, dentro o fuera de la escuela/universidad. ¿Con qué frecuencia usted mostró PASIÓN POR APRENDER en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha tenido la oportunidad de aconsejar a otra persona que lo necesitaba. ¿Con qué frecuencia en estas situaciones usted vio las cosas con PERSPECTIVA o SABIDURÍA?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha experimentado miedo o amenaza. ¿Con qué frecuencia usted mostró VALENTÍA o CORAJE en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted se ha enfrentado a una tarea difícil que requería mucho tiempo. ¿Con qué frecuencia usted mostró PERSEVERANCIA, PERSISTENCIA, EFICIENCIA, o CAPACIDAD DE TRABAJO en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales fue posible para usted presentar una visión falsa de quién es usted o de lo que había sucedido. ¿Con qué frecuencia usted mostró HONESTIDAD, o AUTENTICIDAD en esas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en su vida cotidiana. ¿Con qué frecuencia mostró usted VITALIDAD o ENTUSIASMO cuando era posible hacerlo?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en su vida cotidiana. ¿Con qué frecuencia ha expresado usted su AMOR o VINCULACIÓN hacia otros (amigos, familia) cuando era posible hacerlo?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en su vida cotidiana. ¿Con qué frecuencia mostró usted AMABILIDAD o GENEROSIDAD cuando era posible hacerlo?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales era necesario entender y responder a motivaciones de otras personas. ¿Con qué frecuencia mostró usted INTELIGENCIA SOCIAL o HABILIDADES SOCIALES en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha sido un miembro de un grupo que necesitaba su ayuda y lealtad. ¿Con qué frecuencia mostró usted TRABAJO EN EQUIPO en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha tenido algún poder e influencia sobre dos o más personas. ¿Con qué frecuencia mostró usted JUSTICIA en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted fue un miembro de un grupo que necesitaba orientación. ¿Con qué frecuencia mostró usted LIDERAZGO en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha sido herido por otra persona. ¿Con qué frecuencia mostró usted PERDÓN o PIEDAD en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en su vida cotidiana. ¿Con qué frecuencia mostró usted MODESTIA o HUMILDAD cuando era posible hacerlo?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha sido tentado de hacer algo de lo que podría haberse arrepentido después. ¿Con qué frecuencia mostró usted PRUDENCIA, DISCRECIÓN, o CUIDADO en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha experimentado antojos, deseos, impulsos, o emociones que usted deseaba controlar. ¿Con qué frecuencia mostró usted AUTO-CONTROL o AUTO-REGULACIÓN en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en su vida cotidiana. ¿Con qué frecuencia ha mostrado usted ASOMBRO y APRECIO POR LA BELLEZA Y LA PERFECCIÓN cuando era posible hacerlo?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales alguien le ayudó o le hizo un favor. ¿Con qué frecuencia mostró usted GRATITUD o AGRADECIMIENTO en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en situaciones reales en las cuales usted ha experimentado un fracaso o un contratiempo. ¿Con qué frecuencia mostró usted ESPERANZA u OPTIMISMO en estas situaciones?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en su vida cotidiana. ¿Con qué frecuencia mostró usted SER JUGUETÓN o SENTIDO DEL HUMOR cuando era posible hacerlo?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Piense en su vida cotidiana. ¿Con qué frecuencia mostró usted RELIGIOSIDAD o ESPIRITUALIDAD cuando era posible hacerlo?
No aplicableNunca/rara vezDe vez en cuandoLa mitad de las vecesUsualmenteSiempre
Ultreia Coaching

viernes, 9 de marzo de 2012

El Atleti y sus signos de identidad

Llegó hace menos de 3 meses, pero es como si nunca se hubiera ido.
Llegó hace menos de 8 meses y ya es uno mas.
Se fue hace poco mas de uno año y se le recibió como uno de los nuestros.

Destaco estos tres momentos en el partido de ayer porque para mí son tres claves de lo que puede representar el estilo del Atleti ahora mismo. La tarde empezó con el campo a medio gas, era una hora temprana y los seguidores estaban con sus obligaciones laborales mientras en una esquina, la hinchada turca en blanco y negro, se desgañitaba para animar a su equipo. Es de estas cosas que te gusta verlas, que dan ese ambiente especial a un partido de competición europea. En ese momento, imaginaba un campo lleno de seguidores turcos como aquellos, apretando desde la grada y pensaba, hoy tenemos que dejarlo bien atado para ir con garantías. Y también en ese momento, creía que podíamos hacerlo, creía, porque la persona que llegó hace menos de 3 meses ha conseguido hacerme creer, no solo a mí, sino a cada uno de los que estábamos sentados en la grada y también a cada uno de los miembros de un equipo que está recuperando su identidad.

Y entró el color, entró el rojo y el blanco y se mezcló con el blanco y el negro y con el amarillo. El amarillo de un árbitro multimillonario que se dedica a esta ocupación por devoción y eso al final, se acaba notando. Y saltaron los jugadores al terreno de juego y el primer recibimiento fue una ovación y un agradecimiento al jugador que se fue hace poco más de un año. El público del Atleti es un público agradecido, es una de sus señas de identidad. Sabe agradecer y reconocer el esfuerzo de quien ha dado momentos de gloria al club y de quien ha tenido actitudes de respeto y entrega hacia cada uno de los que nos sentamos en la grada. Y él, que se fue hace poco más de un año, respondió a los agradecimientos con aplausos por los cuatro costados y yo, y el público, agradeció esos aplausos y él con gestos, hasta en el momento en que marcó un gol, siguió devolviendo respeto y yo me sentí orgullosa de que en un período de su carrera fuera uno de los nuestros.

Y el equipo que está recuperando su identidad se iba metiendo en el partido, al mismo ritmo que su gente iba llenando el campo y al mismo ritmo que caía la tarde y entraba la noche. Y atacaba y se ayudaban y ofrecía espectáculo. Y en menos de quince minutos, este equipo que está recuperando su identidad de campeón, nos deleitó con un ritmo frenético y llegó el primero del Toto, y el segundo y por último la obra magistral de un asturiano que llegó hace menos de 8 meses y que ya es uno más. Y el público se sintió identificado con su equipo y de vez en cuando miraba al banquillo y agradecía a la persona que llegó hace menos de 3 meses, pero que es como si nunca se hubiera ido, lo que está devolviendo a este club y a esta afición.

Simeone, está actuando como un auténtico coach, está despertando lo mejor de cada una de las personas que forman su equipo, les está acompañando en su desarrollo profesional, está dando oportunidades, el último ejemplo ayer cuando sacaba a un chaval de 17 años de la cantera y recuperando signos de identidad pero sobre todo les está potenciando su identidad de personas competentes, valiosas y capaces de ganar. Y predica con el ejemplo y lo hace tan bien porque cree en lo que hace, porque conoce el club, porque ha vivido lo que es ganar, porque sabe que se puede hacer, porque conoce las creencias en las que hay que apoyarse y los valores que le pueden mantener en esa posición y que van a ayudar a este equipo, que está recuperando su identidad a llevar a cabo el claro plan de acción que quiere para ellos y que ellos en definitiva quieren para su vida profesional. Grande Cholo. Grande Atleti.

jueves, 8 de marzo de 2012

Susan B. Anthony, Elizabeth Cady Stanton y un mundo nuevo


"Han transcurrido cincuenta y un años desde que nos conocimos por primera vez y hemos estado ocupadas durante cada uno de ellos, movilizando al mundo para reorganizar los derechos de las mujeres. Cuando comenzamos esta aventura, no soñábamos que medio siglo después estaríamos obligadas a dejar el final de la batalla a otra generación de mujeres. Pero nuestros corazones se llenan de alegría al saber que comienzan esta tarea equipadas de una educación universitaria, con experiencia de negocio y con libertad de expresión para hablar en público, todos estos derechos que se negaban a las mujeres hace cincuenta años.”

Estas palabras las escríbía Susan B. Anthony a Elizabeth Cady Stanton, en 1902. Ambas trabajaron para modificar los derechos de la mujer en Estados Unidos durante más de cincuenta años. Formaron la National Woman Suffrage Association, NWSA, que tenía como objetivo una enmienda constitucional que otorgara a las mujeres el derecho a votar. Ninguna de las dos vivieron para ver su sueño –el sufragio femenino- hecho realidad. Pero su trabajo fue muy importante. Fueron reformistas, personas dedicadas al cambio, y su determinación y coraje ayudaron a hacer del mundo un lugar mejor.

Intento encontrar similitudes entre el mundo que vivieron Susan y Elizabeth y el que vivimos actualmente. En ambas situaciones se ponen de manifiesto tiempos difíciles, de crisis económica, social y de valores. Ante esta situación, ellas optan por marcarse un objetivo que va más allá de su identidad, en un nivel superior, el transpersonal. Es una meta que las permite conectarse con el mundo para conseguir un beneficio universal. Para ello se apoyan en unas creencias facilitadoras del éxito, una muestra es el último discurso de Susan B. Anthony, donde decía: ¡Es imposible no lograrlo! Y aunque en su vida, no tienen la oportunidad de verlo, consiguen plantar la semilla para generaciones posteriores.

Estas mujeres se hicieron abanderadas de dos valores fundamentales que cualquier persona que quiere emprender tendría que interiorizar, el coraje y la perseverancia. Coraje para afrontar las dificultades del camino, para llevar adelante su propósito a pesar de los obstáculos y perseverancia para mantenerse firmes en la consecución de su objetivo. De esta forma, con todas sus metas alineadas en cada uno de los niveles, consiguieron cambiar el mundo de muchas mujeres. Hoy día, necesitamos este cambio, necesitamos mujeres como ellas, mujeres como TU, dispuestas a plantearse objetivos potentes, objetivos que vayan mas allá de lo personal, que las conecten con el bien común, porque cuando una persona consigue descubrir esa parte trascendente de sí y se plantea unas metas personales que surgen desde lo profundo de su ser, es muy difícil no conseguir lo que se propone, como decía Susan B. Anthony, ¡es imposible no lograrlo! Por tanto si quieres un cambio en todo lo que te rodea, en tu entorno, en tu mundo, empieza cambiando tú y los resultados pueden ser tan fascinantes como el derecho al sufragio femenino. No hay límites para una mujer que tiene claro lo que quiere.

En memoria y agradecimiento a Susan B. Anthony, a Elizabeth Cady Stanton y a todas las mujeres que un día lucharon por defender nuestros derechos. Feliz día de la Mujer. Feliz 8 de Marzo.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Coaching y Orientación Profesional


"Mi situación es difícil, apenas entran ingresos económicos en casa, tengo serias dificultades para pagar la hipoteca, mi mujer también está desempleada desde hace más de un año, y aunque  ella cobra una ayuda nuestra situación es bastante complicada. Tenemos dos hijos y en varias ocasiones hemos tenido que decidir entre darles de comer o seguir pagando el piso. Al final, seguro que acabaremos perdiéndolo.

Necesito trabajar, en lo que sea, me da igual trabajar en lo que sea, pero necesito un trabajo que me haga salir de esta situación. Llevo desempleado desde hace más de 2 años, desde que empezó la crisis en la construcción nada ha sido igual que antes. En los primeros meses, comencé a mostrarme muy irritable en casa, tenía insomnio, angustia al pensar en el futuro, pero creía que era capaz de controlar la situación, aún disponía de los ingresos de mi prestación por desempleo, pero el tiempo pasa rápido y después de un año todo seguía igual. Entonces empezaron a entrarme sentimientos de culpa, yo era culpable de no estar sacando adelante a mi familia, de no saber salir de esta maldita situación y la frustración me invadía día tras día. Últimamente, mi ánimo se ha vuelto más depresivo, soy una persona más triste, muy frecuentemente pienso que soy una persona fracasada, que valgo menos que nadie y estoy a punto de perder la esperanza.  Que, ¿cómo estoy ahora? Ahora ya apenas busco trabajo, ¿para qué? Si no lo hay y si lo hay yo no lo voy a encontrar. La cosa está muy mal y yo ya me he resignado a la idea de que soy un desempleado".

Este monólogo ficticio, y que lamentablemente se repite cada día más en nuestro país, nos muestra  las emociones predominantes en personas que se encuentran en una situación de desempleo de larga duración. Pero cualquier situación en la vida, por más difícil que sea,  se puede abordar, siempre que estemos dispuesto a salir de nuestra zona de comodidad personal, buscando nuevos retos. A través del coaching y de la orientación profesional, esta persona puede tomar conciencia de su propio estado emocional y mediante el autoconocimiento no centrarse solo en sus sombras, sino sacar de sí su luz, sus puntos fuertes y darse permiso para desarrollarlos. Otra perspectiva a abordar sería la gestión de sus emociones, de tal forma, que supongan un motor de arranque que le permita proponerse un plan de acción para conseguir su objetivo y para afrontar de una forma positiva su situación de desempleo.

En el abordaje como coach, sería imprescindible trabajar el nivel de identidad de la persona, para que vuelva a sentirse reconocido y valorado, para que reconozca que él tiene un valor por lo que es y no solo por lo que hace. Para que deje de identificar su yo, con el yo desempleado. También sería necesario abordar el nivel de las creencias, las que hace conscientes y las inconscientes. Estos dos enfoques, con seguridad, van a poner en marcha otra serie de estrategias de actuación, ya que al abrir sus creencias y sus niveles mas profundos del yo, se van a producir una serie de cambios en su forma de actuar y con el apoyo de la orientación profesional mediante el entrenamiento de habilidades,  competencias y técnicas de búsqueda de empleo  y tal vez unido a la formación en una nueva Cualificación, consiga su objetivo profesional y resolver su situación personal.


martes, 6 de marzo de 2012

Criadas y Señoras


Una bonita y emotiva película. Un canto a la igualdad racial, de género y de clases. Muy recomendable.


Me impacta una de las primeras frases que dice Aibileen, al comenzar la película: "¿Qué se siente al cuidar a un niño blanco cuando a tu hijo lo cuida otra persona?". Aibileen, es una criada de raza negra en el Missisippi de los años 60. Ha criado a lo largo de su vida a 17 niños blancos con gran cariño, aportándoles el amor y la atención que no reciben de sus propios padres.

El mensaje que transmite en esta secuencia a la niña: "Tu eres buena, tu eres lista, tu eres importante", va directo a reforzar su nivel de identidad, que es la percepción que un individuo tiene de sí mismo y de su papel en el mundo. De esta forma consolida y apoya las bases de su crecimiento personal, la reconoce como ser y salvaguarda las características y cualidades positivas de la niña, ayudándola a superar sus propias barreras y a transformar las influencias negativas de su entorno. En varias ocasiones más, a lo largo de la película, se vuelve a repetir este mensaje, y siempre en momentos en que  Mae Moebly se tiene que enfrentar a una situación de cambio o de separación, promoviendo en ella la sensación de ser incondicionalmente valorado. 

El impacto de estos mensajes suele ser muy profundo y conduce a una serie de respuestas emocionales positivas y de plenitud de recursos. ¿Sería posible utilizarlo mas a menudo en nuestro día a día y en nuestras relaciones con los demás?




lunes, 5 de marzo de 2012

Y como todo cambia


(Fotografía tomada en el Camino de Santiago Francés. Julio 2010)

Para iniciar un camino, un viaje, es necesario tomar conciencia de que la vida es cambio, ya lo decía Heráclito "nunca bebemos dos veces del mismo río". Y de la capacidad que tengamos de ir adaptándonos a los cambios que se producen en nuestro entorno, y de la capacidad de transformarnos a nosotros mismos como un cambio en sí, es de lo que dependerá en gran medida nuestro éxito personal, que no es otra cosa que nuestra felicidad y sin duda incidirá de forma positiva profesionalmente si formamos parte de una organización o estamos buscando un empleo.

En determinados momentos de la vida, sentimos algo que nos resuena por dentro, es una llamada a la acción, a comprometernos a iniciar este camino de conciencia, que permita conectarnos realmente con el propósito de nuestra vida. En este camino y acompañados por un coach indagaremos por los niveles neurológicos, mirando lo que otras veces ya vimos, para ahora, observar cosas nuevas, a través de las oportunidades y limitaciones externas que nos encontramos en los factores de nuestro entorno, de los pasos específicos y de las acciones a tomar en nuestros comportamientos, de las capacidades relacionadas con nuestros mapas mentales, nuestros planes y estrategias, de nuestros valores y creencias que están apoyando o inhibiendo determinadas capacidades y acciones, del sentido de la persona como ser único, de su identidad y en definitiva del propósito de este camino, que es la vida y que sin duda es el cambio.

Después de escribir esta base teórica, me viene a mi conciencia mi estado actual de cambio. Y me apasiona el hecho de ir moviendo ficha y hacerlo de forma consciente, observándome, conociéndome, retándome y persiguiendo lo que me he propuesto, superando obstáculos, cuestionando mis creencias, las que me impusieron y las que yo misma me impuse y modificando mi nivel de experiencia y percepción. 

Por último finalizo con una cita de Margaret Weatley, de su libro Educación para el tercer milenio: "Todo cambio es impulsado por un cambio en la autopercepción. Cambiaremos nuestro ser si creemos que el cambio preservará nuestro ser. Somos incapaces de cambiar si no podemos encontrarnos a nosotros mismos en una nueva versión del mundo."

Al hilo de esta cita me surgen miles de cuestiones, lanzo unas para la reflexión: ¿qué hecho, hábito, comportamiento, estrategia, estoy dispuesto a cambiar en mi vida? ¿qué percepción de las cosas tengo sobre ese asunto que quiero cambiar? y ¿cómo es posible abrir esa percepción y modificarla para que me lleve a la acción?